aaaaaaa

El “Movimiento de Reconceptualización del Trabajo Social” no surgió “por generación espontánea” sino como un esfuerzo orgánico en función de un tiempo, lugar y circunstancias específicas mundiales y, con especial referencia a las de nuestro Continente en particular.

Ese cúmulo de factores, tuvo sus contenidos y expresiones que fueron explicitados por diversos autores de distintas disciplinas sociales, que constituyeron la “argamasa básica” indispensable sobre la que el “Movimiento” mencionado se construyó, realimentó y desarrolló. O sea lo que en términos de “metodología como proceso” conocemos como “los lineamientos” del mismo o, en otras palabras, los “universales del esquema conceptual, referencial y operativo” (ECRO) del –y para- el Trabajo Social.

Hacer explícitos esos contenidos subyacentes constituye la primera y fundamental tarea, ya que constituye el “eje vertebrador” que da sentido y ubuicuidad espistemológica a toda la construcción (teórico-práctica) posterior. O sea, hacer lo inverso (e irreconciliablemente antagónico) de lo que se pretendió hacer –y, de hecho, se hizo- en todas las etapas anteriores (beneficencia, caridad, filantropía, asistencia social y servicio social) en que tales contenidos no se especificaban o, en el mejor de las casos, eran introducidos en nuestro quehacer teórico-práctico en forma disimulada o “de contrabando” con el nivel de impunidad que ello conlleva.

Por las razones antes apuntadas es que comenzamos este primer bloque del espacio De la Reconceptualización al Trabajo Social Crítico” con una muy apretada selección de algunos de los principales aportes que constituyeron esa base y esos parámetros (que no pocos trataron de ocultar) sobre la que el Movimiento se fue estructurando. Es la que consignamos a continuación, pero con la aclaración previa de que luego del debacle continental y nacional producido desde mediatos de la década de los 70s. primero con las sangrientas dictaduras militares y luego con la “globalización” neo-liberal unilateral “a ultranza” y su restauración conservadora bajo ropaje terminológico nuevo provisto por el posmodernismo, operada internacionalmente (made in USA fundamentalmente) esos materiales filosóficos, ideológicos y teóricos, han retomado actualidad y utilidad en gran parte.

Entonces, una doble utilidad en la selección bibliográfica y documental que sigue; y doble desafío también en la necesidad de su minuciosa lectura y reflexión en el marco de nuestro “colectivo” profesional.

  DIRECTORIO 


Regreso a la página principal